Nos aseguramos de que reciban la cantidad adecuada de alimentos nutritivos para llenar sus estómagos, chequeos regulares al veterinario y por supuesto, todo el amor y cariño que se merecen. Pero también tenemos que tener cuidado de no alimentar a nuestros amigos peludos con cosas que potencialmente pueden hacerles daño.

Estos son los 10 principales alimentos que nunca debes dejar que los perros o los gatos coman:

Alcohol

Incluso una dosis pequeña de alcohol puede causar intoxicación (sobretodo en los animales pequeños). Además de un descenso peligroso en el nivel de azúcar en la sangre, presión arterial y temperatura corporal, vómitos, convulsiones, insuficiencia respiratoria, coma e incluso la muerte en los casos más graves. Y era de esperarse de una bebida que hasta a nosotros nos causa daño si es que la consumimos en exceso.

Mariscos

Tanto para perros y gatos, los mariscos representan un alimento que puede ocasionarles malestares en caso de consumirlos. Mientras que para los humanos comer tres camarones es una porción pequeña, no lo es para los gatos, pues son alto en proteínas y en exceso puede ocasionarles indigestión.

Para los perros, aunque no tienen problemas con este alimento las cáscaras de los camarones pueden ocasionarles el mismo problema. Por otro lado, los dálmatas son los únicos que deberán evitar esta comida.

Pan

Las levaduras vivas en la masa del pan pueden causar que el estómago de los perros y los gatos se expandan, una dolorosa condición conocida como “inflamación” que puede ser fatal si no se trata rápidamente. No hay que olvidar que estas levaduras al fermentar, producen un efecto similar al del alcohol, por lo que el gesto de darles un trocito de pan que les fascina por su aroma, podría terminar por matarlos.

Chocolate

Contiene cafeína y un químico llamado “teobromina”, que es tóxica para los perros y gatos e incluso puede ser mortal. Esta molécula no es un producto artificial añadido después al chocolate para su consumo, sino que es generado por el propio vegetal durante la fotosíntesis, por lo que mientras más puro sea el chocolate o mientras más cacao contenga, más dañino es para los animales.

Salmón y Queso

El salmón ahumado, los quesos curados, los patés pueden producir en los gatos gastroenteritis, vómitos y diarreas ya que son alimentos con altas cantidades de grasas, lo cual implica esfuerzos extras para el estómago de los animales.

Los lácteos como quesos o yogures en algunos postres también perjudican la salud de los perros, porque sus organismos no procesan la lactosa y menos en grandes cantidades. Los perros, a diferencia de los humanos, no tienen la enzima que metaboliza esta sustancia y puede provocarles vómitos, diarreas o problemas digestivos.

Uvas y Pasas

Aunque todavía no se confirma la razón por la que esta fruta es dañina, lo más probable es que se deba por el posterior efecto de fermentación en el aparato digestivo de los animales. Sin embargo, lo que sí está confirmado es que pueden experimentar síntomas terribles, incluyendo vómitos, diarrea e incluso insuficiencia renal aguda por comer incluso una pequeña cantidad.

Nueces de Macadamia

Estas nueces australianas, repletas de propiedades nutritivas que le hacen excelente a nuestro cuerpo, pueden causar síntomas neurológicos en los perros, incluidos temblores y debilidad en las patas.

Cebolla y Ajo

Toda esta familia de olorosas verduras pueden dañar los glóbulos rojos de nuestros compañeros peludos. Lo que en efecto puede provocar orina con sangre y anemia severa así como gastroenteritis. Las razas más susceptibles son algunos perros de razas japonesas.

Xylitol

El xilitol es un químico que se encuentra en los productos sin azúcar como chicle, golosinas, e incluso, la pasta de dientes. Es una excelente solución para endulzar la vida de los diabéticos e ideal para los fanáticos de la goma de mascar, ya que no produce caries. Pero muy por el contrario, en los perros puede causar una repentina y mortal caída en los niveles de azúcar en la sangre o insuficiencia hepática y la muerte, especialmente con la ingesta de grandes cantidades.

Aguacate

No sólo son ricas en grasas, sino que también contienen persin, sustancia tóxica para los perros. Esta especie de ácido graso no sólo está en la pulpa del fruto, sino también en el cuesco, la cáscara y las hojas.

Si tu perro o gato ingiere una gran cantidad de cualquiera de los alimentos mencionados o muestran algún signo de enfermedad después de ingerir accidentalmente alguno de ellos, consulta a su veterinario de inmediato.

gato_y_perro_comiendo-normal

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here