10 consejos para despedir a un empelado de tu empresa

0
303

Despedir a alguien es una decisión importante y antes de hacerlo debes tener a la mano todas las herramientas para que estés preparado en caso que necesites defenderte.

Bajo muchas circunstancias sabemos que el empleado y el empleador suelen dar por terminada sus relaciones laborales de la forma correcta. No obstante, hay quienes despiden a su personal por motivos de género, raza, edad, o capacidades. Por el contrario, otras empresas poseen políticas severas para impedir cualquier tipo de discriminación y que además ofrecen programas para apoyar a los ex empleados a que ocupen prontamente nuevas posiciones.

Este último tipo de empresas son las que más atraen personal y también suelen retenerlo. De manera poco usual llegan a verse envuelta en litigios por motivo de despidos injustificados.

Como verás, estar al frente de una empresa no es un asunto sencillo, así como tampoco lo es dirigir empleados, y mucho menos cuando se trata de despedir a alguno. Si te encuentras en esta posición  y debes despedir un trabajador, acá te dejamos diez formas para que lo hagas correctamente.

1. Aclara mediante una guía las políticas de tu empresa

Por medio de este documento podrás dar a conocer las políticas de tu empresa, así como las medidas de disciplina que corresponden a cada caso. Esta es una gran herramienta y te permitirá protegerte en caso de ir a un litigio, puesto que ya habrías comunicado anticipadamente lo que esperabas de tus empleados. Entre una copia para cada uno y haz que firmen. Esta guía, debes redactarla con el apoyo de un abogado.

2. Documenta las violaciones

Cuando un empleado incurre en un comportamiento inadecuado, o no cumple con su trabajo, no es suficiente que hables con él, pues también es necesario que dejes constancia por escrito. Es aconsejable que redactes un memorándum y lo agregues a su archivo personal, y lo hagas con su conocimiento. Los acuerdos costosos, o los litigios largos, suelen ocurrir cuando las violaciones, o las causas que lo han impulsado, no están bien asentadas.

3. Haz efectiva tu disciplina

No importa cuál haya sido el efecto de haber violado la política de la empresa, en tu posición de empleador, debes hacerlas cumplir, y sin hacer excepciones. Pues, cuando exentas algo, así sea con las mejores intenciones, puedes arriesgarte a que luego te reclamen por ofrecer un trato no igualitario basado en motivos de raza, sexo, discapacidad, o edad.

4. Investiga antes de despedir

Antes que tomes la decisión de despedir, debes investigar previamente el desempeño de tu trabajador, para determinar si las razones que posees para hacerlo son válidas. Esto incluye entrevistas, que estén documentadas, con supervisores y otros compañeros, así como un estudio objetivo sobre el desempeño que el trabajador ha tenido.

5. Estudia la ley

Debes tomar en cuenta que la ley penaliza los despidos cuando están infundados en motivos de raza, género, capacidades diferentes, entre otros. Así que, antes de despedir  a un trabajador, tienes que conocer si existe algún tipo de circunstancia especial que pudiese afectar el proceso de despido.

6. Notifícale al empleado

Es aconsejable que le hagas saber a tu trabajador que no te sientes satisfecho con su desempeño, y le das una oportunidad para mejorar, ya que una de las quejas usuales en las demandas por despido injustificado, es que el trabajador expone que nunca estuvo enterado de haber estado haciendo algo mal.

7. La dignidad ante todo

Si luego de darle una segunda oportunidad para que tu empleado mejorase, y aun así no lo hace, lo más ideal es que termines la relación laboral de manera digna y profesional. Es decir, debes efectuar el despido, en privacidad, y por lo menos con un testigo, pero sin el resto de los empleados presenciando.

8. Sé breve y preciso

Cuando suministras información de más, estarás motivando a que se generen preguntas innecesarias, y no las respuestas que el empleado necesita. Ten a mano un breve guion antes de conversar con el empleado.

9. Evita endulzar la noticia

Sé conciso al momento de exponer tus razones para efectuar el despido. Si el empleado considera que tus razones son otras, podría dudarse de tu credibilidad. Sin ser cruel, puedes ser honesto.

10. Recuerda cumplir con tus obligaciones

Al momento de despedir al empleado, recuerda cumplir con tus obligaciones y responsabilidades, por ejemplo, darle la liquidación que le corresponde y cumplir con los derechos que la ley le asegura. Tratando de ahorrarte un poco, puede salirte más costoso el proceso en una demanda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here