El dar frutas a tu perro de manera indicada puede traerle beneficios a su salud. Antes de que empieces a incluir frutas en la dieta de tu perro consúltalo con su veterinario, en un principio dale porciones pequeñas, no sabes si puede obtener alguna reacción alérgica.

Siempre limpia las frutas y en caso de que tu perro no se quiera comer las frutas completas puedes tratar de molerlas y juntarlas con sus croquetas, asegúrate que no se coma las semillas. A continuación te dejamos una lista de algunas frutas que puedes darle:

Manzanas: Fuente de potasio, fibra, vitamina C; no le des la semilla ya que contiene arsénico y esto es dañino para su salud.

Plátanos: Fuente de potasio y carbohidratos.

Zarzamora: Fuente de antioxidantes, fibra, magnesio, folato, omega-3, vitamina C, K, A y E.

Mora azul: Fuente de antioxidantes, zinc, hierro, vitamina C, E, A y complejo B.

Melón: Vitamina A, complejo B, vitamina C, fibra, beta caroteno, potasio, magnesio, tiamina y ácido fólico.

Arándano: Vitamina C, fibra, magnesio, ayuda a las infecciones de vías urinarias.

Kiwi: Fibra, potasio y vitamina C.

Naranja: Fibra, potasio, calcio, ácido fólico, hierro, vitamina A, C, B1 y B6.

Peras: Fibra, ácido fólico, fosforo, potasio, vitamina A, C, E, B1 y B2.

Calabaza: Fibra, beta-caroteno, zinc, hierro, potasio y vitamina A.

Frambuesa: Fibra, antioxidantes, potasio, magnesio, hierro, vitamina C, K y complejo B.

Fresas: Fibra, potasio, magnesio, ácido fólico, omega-3, vitamina C, K, B1 y B6.

Sandia: Vitamina C, A, potasio, magnesio y agua.

Ofrécele pociones pequeñas y evita darle las semillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here