La lucha constante por alcanzar “ideales de belleza” más exigentes, ha originado que México ocupe el tercer lugar mundial por cirugías plásticas, de acuerdo a la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva. Sin embargo, alrededor de estos procedimientos persisten mitos como en el caso de los implantes de mama.

Uno de los más difundidos, y peligrosos,  es la creencia de que el implante dura toda la vida.

Todos sin excepción, sean de solución salina o silicona, tienen que ser remplazados por nuevas piezas  después de los 10 a 15 años de haber sido introducidas en el cuerpo”, así lo afirma Rod J. Rohrich, profesor de Cirugía Plástica de la Universidad de Texas.

No te quedes con la duda…

Al ser una cirugía estética que se lleva acabo con frecuencia, entorno a ella existen una gran diversidad de mitos aquí los más frecuentes. ¡Descúbrelos!

1. Si viajas en avión pueden explotar

En la actualidad, es casi imposible que un implante estalle por los cambios de presión debido a que han aumentado su resistencia.

2. Tus pechos se caerán

Todo depende de la elección en el tamaño del implante; si eres una mujer con laxitud cutánea, una prótesis de gran tamaño puede propiciar que el pecho se cuelgue más rápido.

3. Todo el mundo sabrá que los traigo

La elección de un implante y su posición adecuada son la clave para lograr un resultado de aspecto natural.

4. No volverás a dormir boca abajo

Esto solo sucede durante el primer mes de la cirugía; con el objetivo de conseguir que los implantes queden perfectamente simétricos y con la forma óptima.

Lo más importante para que el implante de mama tenga un resultado perfecto es que hables con tu médico sobre todas las dudas y mitos que existen en torno a esta operación. Recuerda, no hay nadie mejor para cuidar tu salud que tú.

Dejar respuesta