Las redes sociales, como se sabe, se han convertido en importantes herramientas de marketing que cada vez más marcas utilizan para mantenerse en contacto con sus consumidores y crear nuevas conexiones con clientes potenciales.

Al hacer uso de estas plataformas, las firmas comerciales y empresas tienen que estar conscientes que no son simplemente una ventana para dar a conocer algún producto o servicio, sino que son espacio que requieren de una verdadera interacción y participación continúa para ofrecer beneficios reales.

En este sentido, las redes sociales son espacios abiertos en donde las marcas como los usuarios habituales son lo que comparten y sus contenidos hablan mucho de la “educación 2.0” que pudieran llegar a tener.

En ocasiones anteriores, ya hemos hablado de las normas de etiqueta que se deben de seguir para ser un “usuario respetable” en redes sociales.

Ahora compartimos con los lectores los cinco peores hábitos en redes sociales revelados por el sitio web Spark Minute:

1.- “Coleccionar” amigos sólo por subir números

Aunque mucho se ha dicho sobre la poca importancia que tiene el número de seguidores o de fans en un perfil en redes sociales cuando el indice de participación de la comunidad es bajo, muchas marcas y usuarios invierten gran parte de su tiempo en estas plataformas tratando de conseguir más “amigos” enviando un gran número de invitaciones a las personas sin distinguir si estas están interesadas en la marca o si conocen a dichos usuarios en cuestión.

La realidad es que esta actividad resulta desagradable para la mayoría de los internautas ya que no hay que olvidar que las redes sociales dan la posibilidad de seguir sólo a aquellas personas o marcas con las que se tienen intereses similares y no a las que quieren llegar de manera intrusiva.

3.-Pedir “likes”, “retweets” o “repins”

Al igual que pasa con el punto anterior, hay que recordar que los seguidores y usuarios sólo actuarán frente a un contenido si este realmente les resulta interesante, relevante y de calidad. Por tal razón es de muy mal gusto pedir a la audiencia que realice esta acciones.

Más bien hay que preocuparse por generar contenidos de valor, que resuelvan necesidades y que sean del interés del público objetivo, que invite por sí mismo a dar un like o retweet.

3.-Compartir sin conocer

Gracias a las facilidades para insertar botones para compartir en redes sociales casi en cualquier espacio en la red, la capacidad para compartir cualquier tipo de contenido es sorprendente.

Sin embargo, a favor de la reputación online de cada marca y usuario, es importante conocer antes de compartir.

Es un mal hábito compartir información en las redes sociales con base sólo en el título del material.

4.-Programar contenidos iguales para todas las redes sociales

Al incursionar en redes sociales es necesario entender que cada una de estas plataformas tiene su propia dinámica.

Ofrecer una buena experiencia a la audiencia tiene que ver mucho con los formatos en los que se presente la información en cada canal, tomando en cuenta las posibilidades y limitaciones de cada plataforma y adaptando las publicaciones en consecuencia.

5.-Publicar imágenes de mala calidad

Los contenidos visuales son elementos de vital importancia para conectar con el público objetivo, siempre y cuando estos sean cuidados y de calidad.

Publicar una imagen que está fuera de foco, mal compuesta o sobreexpuesta, por ejemplo, será motivo de molestia entre la audiencia y no alcanzará los objetivos planeados.

Via | Vuelo Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here