El mundo del freelancer es duro. Es difícil saber si lo estás haciendo bien o mal. Si tu oferta es lo suficientemente buena o incluso si llega a ser leída. Es como una lucha de quién grita más fuerte y tu voz se pierde con el resto. No hay un atajo o fórmula secreto para el éxito, y tu bandeja de correo puede seguir sin ningún mensaje de alguien que quiera contratarte. Según los expertos, ser freelancer es una gran opción para tu vida profesional, ya que también te llena de satisfacción personal y motivación (https://gananci.com/trabajar-como-freelancer/).

Por suerte, hemos visto a varios de los freelancers más exitosos y descubierto sus hábitos en común para que tú también puedas desarrollarlos e iniciarte con éxito en este mundo. Esto puede ser lo único que se interpone entre tú y el éxito como freelancer.

Hablan de ellos de forma efectiva

Los freelancers exitosos entienden lo que necesitan decir sobre ellos mismos, y lo hacen de una forma efectiva. Saben sus fortalezas, debilidades y por qué el trabajo al que están postulando encaja perfectamente para ellos (incluso si en realidad no es así). Entienden que la duda no es una estrategia aceptable, ellos perfeccionan lo que necesitan decir antes de lanzar su propuesta.

Están inmersos en por qué lo hacen

Los freelancers exitosos no lidian con el qué van a hacer, sino con el por qué lo van a hacer. El freelancer promedio podría crear una entrada de blog, tomar fotos o diseñar un sitio web (lo vemos todo el tiempo en internet). En lugar de eso, ellos definen por qué hacen su trabajo, por qué están metidos en la causa y por qué serían la elección perfecta.

Como dijo Simon Sinek: “Las personas no compran lo que haces, compran el por qué lo haces”. El por qué te destaca del resto.

Son muy organizados

Los freelancers exitosos se organizan constantemente: su espacio de trabajo, su vida profesional y sus redes de contactos. Ser organizados les permite aprovechar al máximo su tiempo. Tienen sus archivos donde necesitan estar, el tiempo para hacerlo y los contactos que quieren en el lugar correcto.

Saltar entre diferentes trabajos puede ser confuso, requiere mucho tiempo y puede afectar tu productividad. La organización habitual permite que todo pase, sin afectar el resultado final del trabajo.

Constantemente actualizan su trabajo

Los portafolios de los freelancers exitosos son sus mejores amigos. Contienen las piezas de sus trabajos, sus referencias y la respuesta al “¿por qué debería contratarte?”, todo en un lugar organizado y accesible. Ellos entienden que su tiempo es mejor aprovechado en hablarle al cliente, en lugar de intentar convencerlos de su valor, y su último trabajo podría ser la única cosa que puede hacer eso.

Mantener tu portafolio actualizado te permite enviar propuestas sabiendo que nadie más puede probarse a sí mismo tan bien como tú.

Buscan brechas en el mercado

Los freelancers exitosos van más allá de intentar buscar un nicho de mercado. Ellos evitan los trabajos muy comunes y saturados, y buscan brechas alrededor de estas tendencias. Ya sea que eso signifique trabajar con compañías pequeñas, trabajos “oscuros” o hacer algo que nunca hayan hecho antes.

Las brechas en el mercado son donde ellos se logran hacer un nombre, y generar gran parte de su ingreso. No intentes encontrar un nicho y esperar que las cosas pasen, mira las brechas o espacios que faltan cubrir.

Hacen más de lo que se les pide

Los freelancers exitosos no creen en el “eso servirá”. Un trabajo hecho a la mitad es un trabajo no completado. Si tienen algo claro, es que completar algo al 100% solo es suficientemente bueno. Ellos saben que para ser exitosos, tienen que ir más allá de lo que se espera.

Encuentra maneras de hacer tu trabajo más personal para el cliente y mejor de lo que ellos están esperando. Esto es lo que hará que tu nombre sea reconocido.

Toman el rechazo con calma

Los freelancers exitosos entienden que el rechazo es parte de la vida. No todo trabajo, tema o cliente encajará perfectamente. No es nada personal, no es que el destino esté en contra tuya o porque no seas lo suficientemente bueno; es porque simplemente no es para ti.

El rechazo no desalienta al freelancer exitoso, le sirve como motivación para asegurarse de que la próxima vez, sean la persona correcta para el trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here