Quizás eres como miles de personas, deseosas de iniciar su propia empresa; pero tienes barreras y obstáculos que te impiden hacerlo.  Según Gananci, tener una idea original no es suficiente para triunfar como emprendedor. Hay que recordar que el éxito es esforzarse y no perder la humildad. Debes saber que el momento perfecto, nunca va a alegar.

Los años pasan, la ilusión se puede perder, la energía te puede abandonar.  Un día te despertarás, ya un poco mayor y te dirás ¿Por qué nunca lo hice? ¿Por qué al menos no lo intenté?

No te estamos diciendo que pongas hoy tu carta de renuncia y salgas a emprender un nuevo negocio, para nada, pero sí queremos darte algunos consejos que te ayudarán si decides emprender.

Desempeño

No sólo hay que trabajar y ya, sino trabajar y muy duro para conseguir todos los retos que te propusiste antes de empezar tu proyecto. Si has conseguido obtener buenos resultados y tu empresa sale adelante nunca bajes los brazos. Es el primer mandamiento de todo buen emprendedor.

Aprovecha tu experiencia

Anota cuáles son tus conocimientos, tu carrera, tu profesión, tus talentos, tus habilidades innatas e incluso haz un  inventario de las cosas para que las tienes habilidad; pero que no haces por falta de tiempo o ganas.  Escribe sobre tus gustos y preferencias.

Elabora un plan de negocios

En este documento debes incluir, como mínimo, los objetivos de tu empresa a corto, medio y largo plazo, la estrategia de desarrollo, la estructura de empresa que necesitas y el plan de financiación para hacer tu proyecto realidad.

Piensa que un plan de negocios es una herramienta que te ayudará a convencer inversores, pedir préstamos y, además, revaluar el negocio, buscar alternativas y poner en práctica acciones. Por ello un buen consejo es actualizar este documento de forma regular. Te damos algunos consejos para elaborar tu plan de negocios.

Desarrollar las habilidades para dirigir las operaciones diarias

Entender las operaciones diarias es indispensable. Éstas incluyen la contabilidad, la producción, los dilemas organizacionales y administrativos, hasta la filosofía del negocio. Todo ello debe entretejerse en un conjunto consistente de principios y procedimientos.

La mejor forma de adquirir habilidades operativas del día a día es trabajar en las operaciones diarias. Los negocios más pequeños normalmente generan más responsabilidades para las personas más jóvenes, mientras que las más grandes les permiten una amplia gama de experiencias.

Rodéate de un buen equipo

El equipo que te acompañará en tu proyecto es un elemento básico que puede ayudarte a lograr el éxito. Es importante que te rodees de personas positivas y optimistas, que compartan tus valores y comprendan la esencia de su negocio. Como emprendedor conoces perfectamente la idea y el negocio, pero es importante que delegues las diferentes funciones en personas de tu confianza, de este modo tendrás tiempo para dedicar a la dirección y estrategia de la compañía.

No existen los clientes ricos y pobres, solo clientes

En muchos países tenemos una concepción errónea y es que pensamos que al cliente que más pague, mejor se le tiene que tratar. Para cualquier dueño de negocio todo cliente, así éste deje mucho o poco dinero, es un cliente, y lo deben tratar como a un amigo que viene a quedarse con ustedes.

Actitud positiva

Trabaja con ganas, ilusión y motivación. No tienes que olvidar nunca qué te llevo a emprender, conseguir tus sueños. Si has tenido tanta fortuna, suerte o has estado en el lugar o momento idóneo es porque te lo mereces, pero esa esencia y carácter nunca te puede fallar. Por tanto, actitud positiva y no decaer. Si hubiera algún mal momento está permitido caerse, pero es obligatorio levantarse.

Sé original

No sólo debes ser creativo a la hora de crear el negocio, sino también en cómo gestionarlo y publicitarlo. Siempre es mejor que tenga un buen diseño, que guste y llame la atención para garantizar la aprobación del público.

Cuando tienes una meta clara de hacia dónde quieres llegar todo se dispone para lograrlo.

Tomar la decisión de seguir siendo empleado o de emprender tu propio negocio es un reto para tu vida, es un momento cumbre que marcará para siempre el lugar donde te encontrarás dentro de unos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here