Ya que has decidido alcanzar en éxito en tu vida y en tu trabajo, es un punto favorable el tener claro que para que tu negocio pueda crecer debes estar enfocado en el futuro, pudiendo prever cómo evolucionará el sector en el cual te desenvuelves dentro de unos 10 años, cómo serán las necesidades de tus clientes, y cómo podrías tú adaptarte a todo ello.

Si tu anhelo es mantenerte al día y continuar en la marcha por aumentar tus ingresos, debes reconocer cómo, a lo largo de los años, han cambiado los entornos laborales en distintos sectores. Pues, conforme pasa el tiempo, surgen también nuevos modelos de negocio, estructuras horizontales, así como la introducción de nuevas tecnologías. Esto sin duda, es indetenible.

Apunta las siguientes novedades que se avecinan y que están por definir las empresas del futuro, entre esas, quizás la tuya.

Descentralización y estructuras horizontales

Para los próximos años, se presentará un nuevo modelo de negocio que estará caracterizado por la descentralización y la flexibilidad como parte de las nuevas políticas dentro de las empresas. Esto significa, entre otras cosas, que el teletrabajo estará entre las primeras opciones para desarrollar un trabajo.

Tal como su palabra indica, el teletrabajo consiste en la posibilidad de poder trabajar desde cualquier parte del mundo, dentro del horario establecido para la oficina. Así que para ejecutar tus tareas diaria sólo precisarás de un ordenador y una buena conexión a internet.

Esto no vendrá solo, sino que dará forma a los trabajos formados por equipos multidisplinarios, ubicados en  cualquier parte del mundo, y conectados a través de internet.

En un futuro no muy lejano, se prevé que todo el mundo será líder dentro del equipo, pues las nuevas generaciones ya no tienen fe en las estructuras de forma piramidal, sino que cada individuo tendrá una posición al momento de las decisiones.

Los empleados ejercerán sus trabajos de manera más autónoma, controlando sus propias tareas y pudiendo tomar la iniciativa.

Este sistema de trabajo, sin duda que es ventajoso. No obstante, resulta conveniente considerar algunos puntos para que funcione de la mejor manera.

Almacenaje y flujo de información

Como bien podrás imaginar, en el futuro ya no se hará uso del papel dentro de las empresas. Aunque tenga una tonalidad de increíble, esto pudiese trasladarse también al mundo contable y financiero, en el cual se maneja una gran porción de información en papel.

Las herramientas como anfix, permitirán que las facturas dejen de ser un problema ya que estas permiten la captura de los tickets con una foto. Al ser homologada por la Agencia Tributaria se podrá prescindir del papel y evitarse preocupaciones porque la foto no tenga plena validez.

De igual forma, anfix también hace posible estar conectado con el banco, asesores y proveedores, lo cual permite un flujo de información, más rápido y eficiente.

Esta herramienta será muy útil para los fines pertinentes con la aprobación del nuevo sistema de gestión electrónica de información sobre el IVA, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 2 de diciembre.

Dicho sistema, que entrará en vigor el 1 de Julio de 2017, a través del Suministro Inmediato de Información del IVA (SII), obligará a las empresas a transmitir de manera casi inmediata la información de las facturas. Aunque se implantará de forma progresiva, hará necesario el uso de un software contable que permita el traspaso de información.

De igual forma, en estos nuevos entornos laborales que surgen, deslocalizados y sin papel, será necesario almacenar la información en la nube, dado que esto hará posible no sólo que el equipo tenga el poder acceder a dicha información desde cualquier parte de mundo, sino que también lo puedan hacer los clientes.

Cultura de empresa

Las empresas del futuro estarán definidas por la claridad en sus valores, lo cual atraerá más talento y hará que los empleados se sientan más motivados y con mayor compromiso.

Ello implica que el bienestar de los empleados será una prioridad dentro de las empresas, y a su vez, este cambio modificará los entornos laborales tradiciones, antes oscuros y aburridos, transformándose en oficinas de espacios abiertos y amplios, sin paredes, con mucha luz y lugares dedicados para la distracción y el entretenimiento.

Esta modalidad permitirá a las empresas abrir sus puertas a profesionales externos, que podrán aprovechar el espacio para desarrollar sus labores diarias, dando lugar a sinergias o colaboraciones.

Lo antes mencionado no son predicciones pautadas para dentro de cinco a diez años, sino que ya mismo algunos de estos ejemplos son parte de las realidades de muchas empresas. Aquellas que posean mayor agilidad y rapidez en adaptarse a estos cambios, sin lugar a dudas, tendrán una ventaja competitiva, respecto a las demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here