Actualmente el mundo de la belleza y estilismo capilar ha innovado la técnica de coloración de las muy conocidas “MECHAS CALIFORNIANAS”  y ha dado paso a un estilo más delicado y con mejor acabado conocido como el “OMBRÉ”. Se ve muy elegante y con un toque suave, el nombre viene del francés y significa sombra. La diferencia del Ombré es que los tonos deben ser muy parecidos entre cada eje, dando una apariencia natural entre cada tono, en cambio las Californianas van directamente al rubio en las puntas dando la apariencia de ser aclaradas por el sol.

Desde la selección del tono adecuado para tu cabello para realizar esta técnica adecuadamente resaltando, cada aspecto de la creación debe ser cuidadosamente analizada para poder obtener los mejores resultados. Muchos estilistas pintan este estilo con las manos para creas el efecto natural.

Dependiendo del largo del cabello, este proceso puede llevar mucho tiempo, pero los resultados suelen ser excelentes. Este aspecto puede ser muy flexible, puedes ir por un toque de luz con solo unos pocos reflejos sutiles o  intentar un enfoque más dramático con gruesos trazos que destaquen para crear un mayor contraste. Y lo mejor de todo es que es de fácil mantenimiento y te ahorras muchísimo en visitas al salón de belleza, porque no son necesarios los retoques para mantener tu Ombré.

Dejar respuesta