El lanzamiento del nuevo Samsung Galaxy S6 Edge ha revolucionado el mercado tal y como se esperaba. El éxito radica en que se trata de un terminal de gran calidad que ofrece al usuario las máximas prestaciones. Pero, además, introduce una novedad en su diseño que ha llamado la atención de todo el mundo: la curvatura de la pantalla en los dos bordes del teléfono. Esta primicia, que aporta a la pantalla 1,5 pulgadas extra, no es solo una cuestión estética sino que aporta muchas posibilidades.

En primer lugar, el Samsung Galaxy S6 Edge incorpora la función People Edge que ilumina los bordes redondeados de la pantalla de colores diferentes según el contacto que nos esté llamando. Asimismo, el teléfono incluye también la prestación Information Stream que aprovecha estas zonas redondeadas del borde de la pantalla para facilitar alguna información de servicio que el usuario decida dar importancia. Al pasar el dedo por esta zona del teléfono se iluminará el borde en lugar de todo el teléfono para facilitar la información elegida.

Además, la curvatura del Samsung Galaxy S6 Edge abre muchas posibilidades aparte de las prestaciones que el teléfono lleva de serie. Por ello, le aconsejamos bucear por Internet para aprender más y descubrir algunas de ellas. Por ejemplo, los “manitas” aseguran que la aplicación de la regla es especialmente idónea para este terminal. Se trata de una app que incluye una regla pero al colocarla en la zona curva de la pantalla del Samsung Galaxy S6 Edge es especialmente efectiva.

Lo mismo ocurre con la aplicación “barra de aplicaciones”. Esta app es muy útil en cualquier tipo de teléfono pero el aprovechamiento que de ella hace el nuevo modelo de la marca coreana la convierte en imprescindible si tiene este teléfono. La aplicación crea un nuevo widget lateral en la pantalla del celular, que en el caso del Galaxy S6 Edge se colocará en la zona curva ocupando así una zona en la que no genera ninguna incomodidad, como sí ocurre en los celulares convencionales. Desde esta barra de tareas, se puede personalizar el acceso a las aplicaciones instaladas así como a los ajustes del terminal o establecer el tiempo que tardará en ocultarse la propia barra y el tamaño de los iconos. Se trata de una manera muy sencilla y poco molesta de mejorar la manejabilidad del teléfono por lo que su practicidad se descubre al instante.

En conclusión, la pantalla curva no es, tal y como comentábamos al principio, una simple estrategia estética. Samsung ha creado con ella un nuevo espacio en las pantallas de nuestros teléfonos y le ha dado una aplicación, pero lo cierto es que su utilidad tiene como único límite la imaginación del usuario. Hay muchas características secretas y aplicaciones que pueden colocarse en esa zona y pasar de ser una app curiosa a una app realmente útil que mejora nuestra vida cotidiana o la manejabilidad del teléfono móvil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here