Las bailarinas son como muñecas, ágiles y con una gracia especial que se ve resaltada por tutús de colores pastel y el clásico recogido de su cabello. Éste despeja el rostro y sin importar el color de cabello que uses te hará lucir sofisticada y moderna. Sigue leyendo y conoce cómo hacer un moño de bailarina sin complicaciones:

¿Qué necesitas?

  • Un cepillo
  • Liga o banda elástica
  • Horquillas
  • Spray fijador
  • Accesorios (dependiendo de la ocasión)

Frente al espejo:

El primer paso es cepillar tu melena, para desenredar todos los nudos y dejarlo manejable. De lo contrario, podrás sentir una desagradable tensión en tu cuero cabelludo.

Aplica el spray o laca fijadora por todo el cabello. Usa las manos o rocíalo en el peine, de modo que alcance todos los mechones.

Hazte un cola de caballo alta y sujétala con la liga. Para que no te queden marcas en el cabello, busca las que vienen recubiertas con una fina capa de tela y, preferiblemente, del mismo tono que tu cabello.

Comienza a enrollar la cola en espiral, hacia un lado. También si tienes el cabello suficientemente largo, haz un nudo mediano, tal como si fueras a atar un listón.

Usa las horquillas para fijar los extremos del moño de bailarina y ¡Listo!

Complementa con accesorios como pinzas de colores,, cintillos delgados y metalizados, pines brillantes o, si tienes pollina, deja que le de movimiento al look.

Si no quieres que el moño sea tan estructurado, al ir a la playa o a una cita relajada, lo único que tienes que hacer es no prensar tanto la cola o el nudo. Así lograrás un efecto “despeinado-chic”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here