Preparar este tipo de lociones es más sencillo de lo que crees. Solo necesitas hervir 50 gramos de manzanilla en medio litro de agua destilada durante 15 minutos; luego coloca una cucharadita de jugo de limón y 1/2 de benzoato de sodio y refrigera. También puedes utilizar pétalos de rosa o flores de camomila.

La manzanilla tiene propiedades limpiadoras y es excelente para tratar las partes delicadas del rostro, como los ojos. Cuando vayas a retirar el maquillaje prepara una infusión de manzanilla y déjala enfriar. Humedece un algodón en la infusión y añade unas gotas de aceite de oliva y aplícalo.

Para hacer un desmaquillante casero a base de aceites, derrite en Baño de María 4 cucharadas de aceite de coco, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharadita de glicerina y 2 de agua. Una vez hayas agregado todos los ingredientes, retira del fuego y remueve durante unos minutos. Espera que enfríe antes de guardar.

 

Otras opciones:

Toma unas cucharadas de yogurt natural y colócalo en tu rostro durante 10 minutos y retíralo con agua tibia o un algodón. Éste es ideal para los días que usaste mucho maquillaje.

La Vaselina puede servir como desmaquillante de emergencia. Es muy eficiente para remover la máscara de pestañas y delineador; además, no necesitas usar grandes cantidades y se elimina con abundante agua.

Por último, dos cucharadas de sal en agua destilada, también sirve par quitar el maquillaje, aunque debes hacer varias aplicaciones para remover por completo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here