El arquitecto ruso Alexander Remizov ha realizado un proyecto de hotel totalmente sostenible e, cual se llama “Ark” en colaboración con una empresa de ingeniería alemana y el científico moscovita Lev Britvin, el “arca” podría albergar a 10 mil personas, flota y aprovecha las energías renovables.

La estructura ha sido diseñada con el objetivo de ser completamente autosuficiente gracias a un sistema de generadores de energía eólica y solar. El arquitecto ruso se preocupo, además, por el medio ambiente. Se estima que el nuevo edificio mantendrá bajo su consumo eléctrico, al igual que los afamados “edificios verdes”. Su agujero en el centro permitirá que el viento lo atraviese generando energía eólica, mientras las ventanas serán paneles solares transparentes que capten la energía del sol.

Este hotel flotante mediría cerca de 14.000 metros cuadrados y Podría ser construido en sólo 3 o 4 meses y en cualquier parte del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here