Una réplica del Titanic, con plenas garantías de funcionamiento, estará listo para zarpar en 2018. Un hecho que se producirá 106 años después de que el buque original se hundiera en mitad del Océano Atlántico.

Se trata de una versión actualizada, llamado Titanic II, financiado por el multimillonario australiano Clive Palmer y su compañía, Blue Star Line. Está replica lucirá igual que la de 1912, aunque en realidad será cuatro metros más ancho que la original y su casco estará soldado en vez de remachado, debido a las exigencias actuales de la seguridad marítima.

Otra diferencia con el buque original, es que contará con suficientes botes salvavidas, además de unos sistemas de evacuación marinos reglamentarios, aunque de modo de decoración contará con unas réplicas de los botes salvavidas originales. El Titanic II tendrá 270 metros de largo, 53 metros de altura y un peso de 40.000 toneladas, según informa el Belfast Telegraph.

Al igual que el buque original, esta réplica dividirá a sus pasajeros en primera, segunda y tercera clase. Contará con nueve plantas y 840 camarotes para acomodar a 2.400 pasajeros y 900 miembros de la tripulación. También se han incluido en esta nueva versión una piscina, unos baños turcos y gimnasios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here