Ingredientes:

  • 2 berenjenas grandes
  • 6 rodajas de salchichón
  • 6 rodajas de jamón cocido
  • 12 lonjas de queso
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Orégano
  • Aceite
  • Sal

 

 

Preparación:

 

1. Lavar la berenjena. También se puede pelar, pero la receta será más sana si se conserva la piel, ya que es donde se acumulan las mayores cantidades de nutrientes. Cortar en rodajas e introducirlas en un cuenco con abundante agua y un poco de sal.

2. Dejar que la berenjena repose durate una media hora, después escurrirla bien y secar cada rodaja con un poco de papel de cocina para que pierda algo de humedad y no salte al freírla.

3. Formar los emparedados colocando una rodaja de berenjena, salchichón o jamón, una lonja de queso y coloca otra rodaja de berenjena para cerrar. Recorta los bordes que sobresalgan.

4. Pon abundante aceite a calentar en una sartén. Coloca el huevo batido en un plato y el pan rallado con el orégano en otro. Pasa cada emparedado por el huevo y después rebózalo en pan rallado.

5. Fríe los emparedados en la sartén unos minutos, hasta que empiecen a  dorarse. Colócalos sobre un plato con papel de cocina para que absorban el exceso de aceite, y sírvelos con salsa de queso, de yogur o de tomate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here