Si te encuentras aprendiendo programación, especialmente desarrollo web, o estás interesada/o en iniciarte en este emocionante mundo, es muy probable que hayas escuchado el término front-end development, así como también back-end development y full-stack development. Pero puede que no tengas claro lo que significan.

El desarrollo web es un área en constante evolución y crecimiento, la cual ha experimentado un gran aumento en la demanda de personas con conocimientos en esta área. Por lo que cada vez más personas se interesan en aprender, tanto por pasión como por las posibilidades de conseguir una mejor fuente de ingresos.

La programación es una habilidad fundamental para el desarrollo web, pero no todos los desarrolladores se encargan de realizar las mismas tareas, así como no todo en la web ocurre ante nuestros ojos. Por ello, se ha divido el desarrollo web en front-end  y back-end (también DevOps), y aunque probablemente no escucharás traducciones literales de estos términos, seguramente escucharás los términos “del lado del cliente” y “del lado del servidor”.

La programación del lado del cliente se refiere a lo que el usuario ve en la página desde su navegador. Las tecnologías fundamentales utilizadas del lado del cliente son HTML, CSS y JavaScript.

Por otra parte, la programación del lado del servidor se refiere a lo que un usuario no ve, como la base de datos donde se almacena información como las cuentas y perfiles de una red social. Existen diversos lenguajes que pueden ser usados de este lado, como por ejemplo Python, PHP, Ruby, Node.js (JavaScript), Java, Go, Scala, etc.

El front-end development es una de las áreas del desarrollo web con mayor demanda, y si estás dispuesta/o a esforzarte y dedicar tiempo para aprender y practicar, sin importar que no tengas un título universitario, es posible que tu también puedas formar parte de este mundo y conseguir un trabajo.

El lado del cliente puede ser más relacionado algunas veces con el diseño web que con la programación. Esto podría tener sentido, debido a que es lo que el usuario ve, pero un(a) front-end developer no debe obligatoriamente tener conocimientos de diseño, sino que debe ser capaz de implementar diseños mediante código.

Además, el desarrollo front-end presenta algunos retos interesantes, y dependiendo de lo que se quiera, se pueden llegar a hacer cosas muy complejas, que requieren un alto grado de conocimiento y de capacidad para solucionar problemas.

Otra ventaja de empezar a aprender desarrollo web desde el lado del cliente, es que hay mucha gratificación al poder visualizar inmediatamente lo que hacemos en el navegador, lo cual nos dará un agradable sentimiento de empoderamiento y satisfacción, así como motivarnos a seguir.

Estas son las tecnologías que necesitarás para convertirte en un(a) front-end developer

HTML, CSS y JavaScript.

Esta tríada representa las tres tecnologías fundamentales de cada sitio web del lado del cliente, y que absolutamente cualquier sitio web usa (Podría no usarse CSS o JavaScript, pero este es poco probable). Por ello, estas son las tecnologías que debes aprender para ser un(a) front-end developer.

HTML cuyas siglas en inglés significan HyperText Markup Language, o lenguaje de marcado de HiperTexto, es un lenguaje de marcado, el cual es el estándar de la web, y que te permite añadir el contenido a una página.

CSS, cuyas siglas en inglés significan Cascade StyleSheets, traducido como   Hojas de Estilo de Cascada, y es el lenguaje de estilo estándar, que te permite estilizar el contenido escrito con HTML, así como posicionar elementos y crear layouts, además de añadir animaciones, transiciones y efectos.

JavaScript es un lenguaje de encriptado, también llamado ECMAScript, y que en la actualidad verás muchas veces abreviado como ES6, por ser la última versión de JavaScript/ECMAScript.

Este lenguaje, el cual no es igual al lenguaje Java, es un lenguaje multipropósito, con opciones de programación orientada a objetos y programación funcional, el cual añade dinamismo a los sitios webs, mediante la posibilidad de manipular el denominado DOM (Document Object Model), es decir, que permite manipular y modificar los elementos de la página añadidos mediante HTML.

JavaScript se ha convertido en uno de los lenguajes más utilizados en el desarrollo web, con un enorme ecosistema de frameworks y librerías, así como de recursos para aprenderlo.

Pre-procesadores, librerías y frameworks de CSS

En algún punto de tu aprendizaje, CSS podría presentar algunas limitaciones o dificultades. Pero todas estas han sido brillantemente solucionadas con los pre-procesadores de CSS.

Los pre-procesadores más populares son Sass (a veces llamado SCSS), LESS y Stylus; y son lenguajes que añaden nuevas posibilidades a CSS como la creación de variables, funciones, importar módulos, y otras características como bucles (loops) y funciones.

El pre-procesador más usado es Sass, el cual viene en dos versiones, una llamada Sass, y que presenta una sintaxis indentada y sin puntos y coma; y SCSS, la cual es su versión más usada, con una sintaxis igual a la de CSS, pero con todas las posibilidades que añaden los pre-procesadores.

Cualquiera que sea tu elección de pre-procesador, la transición a uno no resulta complicada, pues seguirás escribiendo CSS, pero con mayores posibilidades.

Librerías y Frameworks de CSS

Además, existen diversas librerías y frameworks de CSS, con una gran cantidad de componentes ya estilizados, que puedes añadir mediante clases en HTML, y que facilitan la creación de prototipos y páginas webs completas.

El framework más popular es Bootstrap, que actualmente se encuentra en la beta de su versión 4. Y aunque no es necesario que utilices Bootstrap o ningún otro framework, saber usarlos y aprovechar algunas de las ventajas que nos brindan puede ser muy útil.

Librerías y frameworks de JavaScript

jQuery

Una de las librerías más usadas de JavaScript es jQuery, la cual en su momento ayudó a resolver diversos problemas de compatibilidad entre navegadores, así como ofrecer una sintáxis más sencilla.

Aunque actualmente muchos front-end developers busquen dominar JavaScript y las posibilidades de su versión ES6 sin utilizar jQuery. El usar esta librería puede ayudarte a ahorrar tiempo y alcanzar la funcionalidad deseada.

React, Vue y Angular 4

El conocimiento de alguno de estos frameworks de front-end se ha hecho casi indispensable, y es común encontrar alguno de estos en los requisitos para puestos de desarrollador front-end.

El uso de estos frameworks permite crear aplicaciones webs dinámicas, que no necesiten refrescar el navegador, además de muchas otras ventajas que vienen abstraídas para ser aprovechadas por el/la programador(a).

Probablemente necesitarás aprender uno de estos frameworks eventualmente, pues son tecnologías en alta demanda y que brindan muchas posibilidades. Pero recuerda fortalecer tus conocimientos de los fundamentos de JavaScript primero.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here