El gigante tecnológico Google estrenó su aplicación “Street View” en Alemania, donde la aplicación ha causado una fuerte polémica y ha tenido que difuminar 244.000 fachadas ante las críticas por atentar contra la privacidad.

La empresa estadounidense ha colgado ya “on-line” las primeras imágenes de Alemania: algunas calles de un pequeño pueblo, media decena de monumentos turísticos y diez estadios de fútbol de la Bundesliga.

Entre los monumentos que pueden verse se encuentran la Torre de la Victoria y la Cancillería de Berlín, la plaza real de Münich y una vista sobre el puerto del Elba en Hamburgo.

El Allianz-Arena de Münich, el AWD-Arena de Hannover y el BayArena en Leverkusen son algunos de los estadios de los que ya se han publicado imágenes en la aplicación.

No obstante, no mostrará hasta finales de año todas las imágenes tomadas por su flota de vehículos, que se pasearon durante meses por las 20 mayores ciudades alemanas.

Las cámaras de Google, que registraron gráficamente las calles de localidades como Berlín, Múnich, Hamburgo o Fráncfort para poner en marcha el “Street View”, fueron fuertemente criticadas en Alemania.
Numerosos ciudadanos y políticos apuntaron que este nuevo producto de Google atenta contra la privacidad y aporta información que puede ser empleada por ladrones de domicilios.

Las críticas arreciaron tras conocerse además que la empresa estadounidense, al grabar las fachadas, registraba también con sus instrumentos las redes inalámbricas de los edificios y guardaba sus contraseñas, aunque Google se comprometió a no publicarlos.

Tras varios encuentros con el Gobierno alemán, Google se comprometió a difuminar las imágenes de las viviendas de quienes reclamasen en su página web, empleando una tecnología llamada “blurring” que sólo permite apreciar los contornos del edificio.

Así, la empresa estableció un período de reclamaciones en el que los ciudadanos cuyas casas hubieran sido grabadas podían reclamar que éstas fueran excluidas del servicio.

Según informó la propia empresa hace algunas semanas, un tres por ciento de las familias alemanas, cuyos domicilios fueron grabados para el callejero virtual, solicitaron que las imágenes de sus hogares fueran borradas.

Google aseguró en su página web que recibió 244.237 reclamaciones “on-line” de particulares que residen en alguna de las veinte ciudades alemanas en las que la empresa fotografió calles y plazas.

Era la primera vez que la empresa estadounidense anunciaba el número de quejas recibidas en Alemania tras el período de reclamaciones establecido en este país, siguiendo las exigencias del Ejecutivo federal.
Este porcentaje de reclamaciones es considerablemente menor que el de alemanes contrarios a que el exterior de sus casas aparezcan en el “Street View”, que una encuesta publicada en octubre por el diario “Bild Am Sonntag” situaba en el 52 por ciento.

El Ejecutivo se reunió recientemente con expertos para estudiar medidas que garanticen la privacidad de los ciudadanos, un extremo que podría incluir un cambio en la ley de protección de datos, algo que han exigido varios estados federales con carácter urgente.

Via: Terra.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here