En estos tiempos donde parece que lo más importante es cuánto ganas, dónde vives o con quién te juntas, olvidamos las cosas transcendentales de la vida, pero sobretodo la convivencia en familia. La película Intensamente es un gran ejemplo de cómo vamos olvidando y dejando en el camino sentimientos que nos ayudan a crecer y madurar como personas.

Cuando llegamos al cine y vemos dibujos esperamos que el tema sea para niños, pero hace mucho que Pixar nos ha entregado películas animadas que van más allá, que tocan temas de adultos, como la muerte en “Buscando a Nemo”, el crecer y la separación en “Toy Story”, y con Intensamente se llevaron las palmas porque no solo te muestran la nostalgia del crecimiento de los hijos, sino las primeras etapas de ser padre. Esta película es exquisita por cómo nuestros miedos más internos empiezan una pelea para saber qué expresar y comunicarnos con ellos, sobre todo cuando inician la etapa de la adolescencia.

Por estas y más razones es recomendable ver esta película, porque no te da el mensaje de que “si eres bueno tendrás cosas buenas”, te muestra que la tristeza no siempre es mala, ya que te ayuda a liberar cargas. Además, de que alimentar nuestra mente de buenos recuerdos es vital para las personas, en vez de tener tiempo muerto sin hacer nada, compartir con la familia es sumamente importante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here