La cantante Isabel Pantoja saldrá en libertad condicional de la cárcel de Alcalá de Guadaíra (Sevilla, sur de España) el próximo 2 de marzo y desde ese día podrá desplazarse por el territorio nacional por razones profesionales bajo el control de los servicios sociales penitenciarios.

La tonadillera, que desde el 21 de noviembre de 2014 cumple una pena de dos años por blanqueo de capitales, obtendrá la libertad condicional tras la decisión adoptada por el juzgado de vigilancia penitenciaria 2 de Andalucía y el dictamen favorable de la Fiscalía de Sevilla y de la Junta de Tratamiento de la prisión sevillana.

El juzgado aprobó la libertad condicional porque afirma que se cumplen todos los requisitos legales exigibles, entre ellos que ya accedió el 13 de diciembre pasado al tercer grado penitenciario o régimen de semilibertad, que le permite dormir el fin de semana en su domicilio. Además, la libertad condicional incluye una autorización para desplazarse por todo el territorio nacional por razones profesionales.

También debe someterse al seguimiento y control de los servicios sociales penitenciarios de Jerez de la Frontera (Cádiz) mediante la presentación ante tales servicios cuantas veces fuese requerido por ese servicio o por el juzgado de vigilancia penitenciaria.

Con la libertad condicional, decisión que puede recurrirse, Pantoja podría firmar cada mes o cada dos meses en alguna dependencia de los servicios sociales penitenciarios y tendría que comunicar si sale de la provincia de Cádiz. Además de la pena de cárcel, Pantoja fue condenada por la Audiencia de Málaga a pagar 1,14 millones de euros (1,27 millones de dólares), dinero que ya ha abonado.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here