Solemos relacionar el trabajo con el estrés. Pasar largas y agobiantes horas en la oficina genera en tu mente niveles muy altos de ansiedad. Sin mencionar las quejas constantes de tus clientes y de tu jefe. Igualmente, si trabajas desde casa te sientes exhausto al pasar todo el día y noche frente al ordenador. Si esto te sucede constantemente, debes cambiar tu mentalidad para alcanzar el éxito.

Debes lograr romper este estigma y empezar a disfrutar plenamente de tu vida y de tus actividades laborales. Es cierto que pasamos demasiado tiempo trabajando, más de lo que podríamos pensar. Por tanto, es injusto para nosotros mismo no deshacernos de todas esas emociones negativas que producen las responsabilidades del entorno profesional.

Si te has sentido identificado con este patrón y quieres aprender a ser una persona feliz y positiva en tus horas laborales, sigue estos útiles consejos:

1. Una cosa a la vez

Seguramente eres de lo que trata de hacer mil y un cosas a la vez para optimizar el tiempo. No obstante, no trates de sobrecargar tu potencial. La calidad de tu trabajo será mínima y te sentirás sumamente agobiado.

Opta por planificar tus actividades y distribuir tu tiempo de una forma más inteligente, para que puedas llevarlas a cabo por separado. Mantenerte organizado y planificar tus actividades es la mejor manera de lidiar con el estrés laboral, evitando así la esa sensación de fatiga y agobio mental.

2. Respiración consciente

Si sientes que eres una bomba de estrés a punto de explotar, siéntate y respira. Así de fácil. La respiración consciente es una valiosa herramienta para luchar contra la inquietud mental. No necesitas invertir mucho tiempo en esto, sólo debes concentrarte en el flujo natural de tu respiración. Si te parece una tarea difícil, prueba con las aplicaciones para Smartphone que te ayudan a controlar tu respiración. Son gratuitas y muy prácticas.

Además, puedes probar con las respiraciones que involucran un solo orificio nasal. Esta técnica proveniente del yoga ayuda a calmar la mente de manera muy eficiente. Según los expertos, alterar la respiración lleva a un estado de calma neutral. La idea es tapar con nuestro dedo pulgar una de las fosas, inhalar, exhalar y repetir con la otra fosa. Lo recomendado es practicar este tipo de respiración por 3 o 5 minutos.

3. Espacios ordenados y armoniosos

Procura que el ambiente donde desarrolles tus actividades esté limpio y ordenado. Ese orden físico se traducirá en orden mental. Te sentirás calmado, motivado y libre de emociones negativas.

Prueba incluir elementos que te aporten un extra de armonía. Por ejemplo, trabajar mientras escuchas música clásica o sonidos de naturaleza. Otra maravillosa idea es sacar provecho de la aromaterapia. Enciende unas velas aromáticas junto a tu lugar de trabajo y sumérgete en un ambiente de calma total.

4. Ejercítate

Ejercitarse, salir a trotar o realizar cualquier tipo de actividad física es una excelente vía para liberar todo el estrés acumulado. Mantenerte activo llenará tu cuerpo de endorfinas y buenas energías para empezar a trabajar con la mejor disposición.

Despierta una hora antes para que puedas entrenar antes de empezar tu jornada laboral. Estudios científicos revelan que mantener una vida activa aumenta tu creatividad y mejora el estado de ánimo. Así que es momento de inscribirte en el gimnasio más cercano.

5. Incluye snacks

Permítete pequeños gustos mientras trabajas. Ten a la mano un pedazo de chocolate, una deliciosa ensalada de frutas o un puñado de frutos secos. Te darán la energía que necesitas para continuar con tus deberes. Recuerda no excederte en el consumo de estos alimentos.

6. Tomar un break

Los expertos han calculado el tiempo que nuestro cerebro puede mantener toda la atención en una actividad y rendir al máximo. Este intervalo es en promedio unos treinta minutos. Así que tómate un pequeño descanso cada media hora, tu cerebro reposará y podrás volver repotenciado a seguir enfocado en tu trabajo.

7. No dejes que tu trabajo te consuma

Finalmente, nuestra vida debe ser equilibrada. No te conviertas en un adicto al trabajo. Nunca dejes atrás tus hobbies, tus relaciones familiares y sentimentales por dedicarte exclusivamente a tus deberes laborales. Generarás a largo plazo un vacío afectivo muy difícil de llenar.

¿Te animas a incluir estos consejos la próxima vez que sientas que el trabajo acaba contigo? Rompe con el estereotipo del empresario estresado, ojeroso y que sólo duerme dos horas cada noche. Podemos alcanzar el éxito profesional mientras llevamos una vida plena, armoniosa y feliz, ¡tú puedes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here