Los candidatos de las primarias de EE.UU. aparecen bailando juntos, hasta que Donald Trump empieza a insultar a todos.

En plena carrera electoral estadounidense, «Los Simpson» no han dejado pasar la oportunidad de burlarse de la pugna entre los políticos de aquel país por la sucesión de Obama. La eterna serie de animación, que ya ha renovado para sus temporadas 27 y 28, y ha ganado 31 premios Emmy, aplica su humor subverviso a las primarias. Su última acción ha sido lanzar un videoclip, titulado «El debate a ocho», que conduce a Marge a un ataque de ansiedad.

«Los políticos han perdido los buenos modales. ¿Qué pasa con estos tontos?», le dice a Homero. Su marido intenta animarla y le dice que imagine «otra América», en la que republicanos, demócratas «y Donald Trump» caminen de la mano, aunque reconoce que las cosas «pintan mal».

En la pieza aparecen las figuras «simpsonizadas» de Hillary Clinton, Ben Carson, Ted Cruz y, por supuesto, el propio Trump, que aparecen bailando juntos una canción, unión que rompe el magnate cuando empieza a llamar imbéciles a los otros candidatos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here