Tener una mascota en casa es una gran responsabilidad pues se convierte automáticamente en un miembro más de la familia al que debemos cuidar todas sus necesidades básicas de alimentación, techo y salud. Cuando se toma la decisión de llevar uno de estos simpáticos amigos existen dos opciones, adquirirlo en alguna tienda especializada en mascotas o acercarse a alguno de los centros de refugio, donde se puede adoptar a algún animal abandonado.

Y aparentemente la mejor opción seria comprar una mascota “nueva”, un cachorro, que tenga su certificado de autenticidad de raza, el cuadro de vacunas completas y otras garantías que ofrecen las tiendas de mascotas; pero nos olvidamos de un detalle, las mascotas no son objetos inanimados sin sentimientos, ni juguetes para divertirse un rato y luego ser tirados al olvido, son seres vivos con derechos que deben ser respetados y tratados con toda la consideración posible.

Es por eso que la opción de adoptar un animal abandonado cobra validez, a continuacion te dejamos algunas de las ventajas que esta noble acción conlleva.

En primer lugar y las más importante, la oportunidad de cambiar no solo una, sino la vida de dos mascotas, la que decides adoptar y el callejero que va a ocupar el puesto que deja el que tú te llevas.

En contra de lo que se cree, las razas mestizas son mucho mejor que las razas puras, pues al igual que en la naturaleza estas mezclas hace que las nuevas generaciones vengan con más fortalezas y mejor adaptación a las enfermedades propias de los animales, esto hace que la expectativa de vida de las mascotas de diversas razas sea mayor.

El factor económico es otro punto a favor pues los costos de adoptar son mucho menor en comparación con los de comprar un cachorro; incluso hay centros de adopción donde las mascotas se entregan gratis, con su cuadro de vacunas y esterilizados, lo que reduce significativamente los costos.

Estos animales suelen ser muy agradecidos y nobles por haber sido rescatados y reintegrados a una nueva familia, así que encontrarás un amigo fiel y muy cariñoso cada vez que entres por la puerta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here