Jong Tae Se, conocido en Corea del Norte como el ‘Rooney de Asia’, no pudo con la emoción y se puso a llorar al escuchar el himno de su país en el Mundial Sudáfrica 2010. Ha sido una imagen protagonista en lo que va corrido de la Copa del Mundo.

Las cámaras de televisión siguieron al atacante asiático mientras el himno se entonaba y Tae Se sólo derramaba lágrimas al ver la bandera de su patria.

Con 26 años de edad, el atacante formó parte del equipo titular en 12 de los 14 partidos que disputó la selección en las eliminatorias mundialistas. La estrella de Corea del Norte juega en el Kawasaki Frontale de Japón, donde se convirtió en uno de los delanteros más efectivos del torneo.

El delantero, que curiosamente nació en Japón y tiene padres surcoreanos, ya era uno de los referentes de la prensa, por ser el mejor de este equipo.

A pesar de la derrota, Corea del Norte tuvo un digno debut ante un Brasil que ganó sin brillar 2-1 y, tras el empate 0-0 entre Costa de Marfil y Portugal, está de colero en el grupo G sin puntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here