Si hace unos meses fueron los flecos, ahora es el turno de los rufles y volantes. Entre las tendencias actuales -y vigentes para los próximos meses- destacan las prendas con marcada inspiración latino-española, pero sin exagerar. Delicado y de un cierto dramatismo, el conocido “faralá” se moderniza, y se lleva como acentos en una amplia variedad de atuendos.

A continuación te presentamos una breve guía llevar rufles y volantes sin parecer un arlequín y estar a la moda:

Sin mangas. Al momento de llevar una prenda llamativa, mejor que ésta no tenga mangas para que se mantenga liviana y vaporosa. Los vestidos cortos en tonos pastel incluyen rufles en el escote -sean en “V” o redondos-, mientras que los largos juegan con varias líneas a la altura de los hombros en tonos más intensos.

 

Balance. Es quizás la clave más importante al combinar piezas de este estilo. Una blusa o camisa con volantes lucirá más si la usas con un pantalón, falda o jean de líneas rectas y que entalle a la perfección. Puedes mezclar dos o tres tonos, o un sólido y un estampado.

 

Efecto cascada. Diseñadores como Giambattista Valli y la casa McQueen presentaron glamorosos vestidos de fiesta de siluetas fluidas y femeninas con rufles y volantes cayendo desde los hombros y faldas. También considera los cortes asimétricos que crean un look interesante para la tarde y noche.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here