Cuando pensamos en zuecos nos imaginamos un par de zapatos de madera, puntiagudos y-seguramente- muy incómodos. La realidad es que se trata de un calzado que ha estado vigente por siglos, desde la era Barroca inclusive, asociado a la aristocracia y a los nobles de las cortes francesa y rusas.

Para las recientes semanas de la moda, los diseñadores retomaron los llamados mules, los estilizaron y le dieron una necesaria dosis chic. ¿El resultado? Los zuecos son los zapatos que están dando que hablar. Favoritos de fashionistas y personalidades, hoy te damos una breve guía para llevarlos:

Al tobillo. La clave para crear looks modernos está en el dobladillo; éste debe rozar los tobillos, sean pantalones o jeans. Si son más largos, los zuecos no se verán, y si son más cortos acortarás tu figura y no te verás tan bien.

Sandalias. Al vivir en un país tropical, tenemos la ventaja de poder usar zapatos descubiertos todo el año. Las sandalias tipo zuecos vienen en una amplia gama de colores, desde los clásicos neutros, hasta los metalizados. Además, tienen acentos como borlas, hebillas y flecos, que se convertirán en el punto focal de tu atuendo.

Flats. Esta temporada los suecos también vienen sin tacón, muy cómodas y que recuerdan a las pantuflas. Busca un par en un color distintivo, rosado, verde turquesa o con algún tipo de estampado y combínalo con tus jeans preferidos o faldas vaporosas para un viernes casual, una salida de fin de semana o para hacer diligencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here