Después de un juicio que duró meses, Robin Thicke y Pharrell Williams fueron declarados culpables de tomar el sonido de “Got to Give It Up” de Marvin Gaye para componer el hit “Blurred Lines”. La familia del cantante deberá recibir 7.3 millones de dólares: su abogado sostuvo que intentará bloquear todas las futuras ventas del tema hasta que se llegue a un arreglo.

“A pesar de que respetamos la justicia, estamos muy decepcionados por el veredicto, que sienta un horrible precedente para la música y la creatividad del futuro”, dijeron Williams, Thicke y T.I. en un comunicado. “El tema fue compuesto desde el corazón y la mente de los tres y ningún otro lado. Estamos considerando cuáles son nuestras opciones”, aclararon.

El litigio legal comenzó en agosto de 2013. La semana pasada, Pharrell anunció que no fue el cantante mítico si no trabajar con Miley Cyrus lo que lo inspiró en la composición: “Estaba haciendo mucha música con sonido country con Miley”, dijo, y agregó que después le sumó un groove up tempo para completar la melodía. A pesar de que la similitud entre los temas es insoslayable, el cantante de “Happy” sostuvo que Gaye nunca pasó por su cabeza en el momento aunque constituya uno de sus máximos referentes.

Fuente: http://www.rollingstone.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here