El actor Robin Williams habría dejado varias notas repartidas por toda su casa antes de quitarse la vida el pasado mes de agosto ahorcándose en su mansión de Tiburón, en California. El humorista dejo escritos mensajes como “Estoy harto de todo” y “Es hora de marcharse” que solo habrían sido encontrados recientemente.

“Habían notas escritas en trozos de papel, esta fue su manera de decir adiós, dejando notas de suicidio. Le estaba diciendo discretamente al mundo que iba a silenciar de una vez por todas sus demonios”, reveló una fuente a In Touch.

Los hijos del humorista -Zak (31), Zelda (25) y Cody (23)- habrían sido quienes encontraron las notas. Se cree que en una de ellas, hallada en el baúl en el que Robin guardaba sus juguetes vintage, se leía: “Más por venir”, mientras que otra decía: “Ya no más”.

En su momento, la hija del actor, Zelda, se negó a especular sobre las razones que habían empujado a su padre a quitarse la vida, alegando que ya no había motivo alguno para hacerlo.

“No creo que tenga sentido. No hay motivos para preguntarse por qué, ya está hecho. Mucha de la gente que ha pasado por algo parecido y que ha perdido a alguien se da cuenta de que no tiene sentido preguntarse por qué,  echarle la culpa a alguien por lo ocurrido y tampoco echarte la culpa a ti o al resto del mundo. Porque ha sucedido, tienes que seguir adelante y seguir viviendo, tienes que arreglártelas para seguir haciéndolo”, aseguraba la joven en una entrevista concedida a la cadena NBC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here