Ya sea por moda o para destacar el atractivo de determinadas partes del cuerpo, muchas mujeres recurrimos al uso de ropa ajustada. Pero… cómo está tendencia puede afectar nuestra salud? Pues el uso continuo de jeans o pantalones demasiado estrechos puede aumentar el riesgo de sufrir una condición denominada “meralgia parestésica”, sensación de adormecimiento, entumecimiento y dolor en la parte lateral y anterior del muslo.

Estos daños más allá de pasajeros podrían perdurar durante semanas, aun después de dejar de usar la ropa entallada. Aquí te dejamos 4 problemas que podemos enfrentar:

Problemas cardíacos.

El uso de prendas ajustadas puede favorecer la aparición de problemas cardiovasculares porque dificulta la circulación sanguínea.

Obstrucción de respiración.

Utilizar prendas ajustadas, puede obstruir el paso de aire por el cuerpo, generando la denominada “respiración corta”, haciendo que la respiración se limite solo a llegar hasta la parte alta del tórax, produciendo dificultad en los intercambios de gases dentro del organismo y acumulando más gas carbónico, un componente tóxico que acelera la oxidación celular, influenciando en el envejecimiento.

Fajas.

El uso permanente de esta clase de ropa interior no es aconsejable ya que el aumento de la presión en la parte inferior del estómago puede empujar los ácidos gástricos a la garganta. Esta condición provoca acidez, que con el tiempo puede transformarse en úlceras.

Salud Sexual.

En las mujeres, el uso constante de ropa apretada puede originar el descenso de flujo. La humedad y altas temperaturas hacen que la zona genital sea propicia para el desarrollo de hongos y bacterias que pueden llegar a originar dolencias.

De esta manera, lo mejor es utilizar ropa de nuestra talla y elegir de la moda lo que nos haga lucir bien y que no dañe nuestra salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here