Para los amantes del arte y la cultura, Sevilla ha sido la ciudad que ha acogido durante muchos siglos diferentes culturas. Entre ellas la más destacada es la árabe, ya que gracias a ella muchos de los edificios que ahora tiene Sevilla son de arquitectura árabe.

En otros puntos de España, como en Ibiza, también se pueden encontrar edificaciones árabes, como en el caso de la torre de la muralla árabe de Ibiza, que se encuentra en Dalt Vila. Pero si se tiene pensado conocer mejor cada rincón de la isla, la mejor opción es poder alquilar coches en Ibiza, esto ayudará a tener mayor libertad a la hora de conocerla, así como en cualquier otro destino al que se vaya a viajar.

Edificios árabes de Sevilla

La iglesia del Salvador, fue en el año 830 la primera mezquita mayor, esta edificación fue una de las mejores de la Ishbilia, nombre dado a la antigua Sevilla. Actualmente, se puede visitar su alminar, que ahora hace de campanario y el patio de las abluciones. Alrededor de la iglesia se encuentran los zocos, zona comercial que aún siguen en uso.

Uno de los edificios más conocidos de Sevilla es La Giralda, este edificio está formado por el alminar de la antigua mezquita de la ciudad, que ocupa dos tercios de la parte inferior de la torre y por otra parte, está la parte superior, donde se encuentra una construcción sobrepuesta durante la época cristiana. El alminar era uno de los edificios más altos de Europa, llegando a tener una altura de 82 metros. El 10 de marzo de 1198, según cuenta el cronista Ibn Sahib al-Salá, se dio por finalizada las obras del edificio.

Otro de los edificios conocidos de esta ciudad, es El Alcázar. El origen de está construcción fue con la llegada de los Abadíes, gracias a ellos se pudo desbordar el recinto amurallado, ampliando el flanco meridional con fortificaciones. Estas fortificaciones, fueron el origen de los Reales Alcázares, que sirvieron como residencia para los dirigentes de la ciudad. En el siglo XII fue reformada por los Almohades y estructurada por los reyes Castellanos, con ayuda de artesanos mudéjares de Córdoba y Toledo.

De la época árabe aún se conservan la Sala de la justicia, el Patio del Crucero que poco después fue convertido en los Baño de doña María de Padilla, el Patio del Yeso, las murallas y por último el Patio de la Casa de Contratación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here