La manzanilla, el orégano orejón y el té verde son solo algunas de las plantas más recomendables para la salud por sus innumerables propiedades medicinales, Sumado a estos poderosos productos naturales, también se encuentra el té de menta, pues al igual que las infusiones anteriores ayuda de muchas maneras al organismo, sobre todo ante un quebranto, para reducir la fiebre, proteger el sistema digestivo, disminuir el estrés y evitar el mal aliento. Igualmente, potencia su inmunidad gracias a su alto contenido en vitamina B, antioxidantes, potasio y calcio.

Si quieres conocer más sobre las bondades de este magnífico remedio herbal, sigue leyendo la nota y te diremos los principales aportes que genera la menta en el cuerpo.

Mejora el sistema digestivo

La menta desde hace miles de años ha sido una de las principales alternativas para curar afecciones a nivel gástrico e intestinal. Además de su delicioso sabor, este evita la acumulación de gases en el estómago y facilita la función intestinal. Por tal motivo, es recomendable en caso de estreñimiento. También es un excelente antiespasmódico, por lo que se indica en caso de presentar nauseas y vómitos.

Baja la fiebre ¿Quebranto, gripe, tos, dolor de cabeza y fiebre? Ten a la mano una bolsita de té de menta. La frescura de esta planta estimula la sudoración permitiendo que el cuerpo vuelva a su temperatura normal. Igualmente, puede utilizarse cuando la garganta está irritada.

Elimina bacterias La menta contiene elementos que destruyen las bacterias que se alojan a nivel bucal y que producen diversos daños. Su fuerte olor te ayudará si este es tu caso. ¡Despídete del mal aliento!

Disminuye la presión y el estrés ¿Tuviste un día ajetreado, no pudiste terminar tus diligencias y eso generó en tí molestia y estrés? Prepara una infusión de té de menta y seguramente te sentirás mejor, gracias a sus efectos sedantes.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here