En muchas ocasiones, los hámsters son las primeras mascotas para los niños. Estos roedores son una buena opción para los más pequeños de la casa porque son amables, pequeños, y lo mejor de todo, son fáciles y baratos de mantener. Con la debida atención y cuidados, los hámsters pueden vivir hasta cinco años pero, para conseguir que su vida sea saludable, debes tener en cuenta algunos detalles sobre el cuidado de este pequeño roedor, a continuación te dejamos algunos tips sobre como cuidar a un hámster:

1. Coloca su jaula en un lugar que esté alejado de corrientes de aire y luz solar directa. Es recomendable que escojas un lugar en la casa en el que el animal esté en perfectas condiciones para vivir sin demasiado frío ni calor.

2. Para conseguir que el hámster viva en un entorno confortable, es recomendable que cubras el suelo de la jaula con una capa de virutas de madera o serrín no muy fino. Las virutas de madera de pino son las mejores porque son absorbentes, no tóxicas y conseguirán que tu hámster esté en un espacio acolchado e higiénico.

3. Para cuidar a tu hámster de una manera adecuada, deberás mantener un bebedero de agua potable conectada a la jaula a una altura accesible para el hámster, debes tener en cuenta que el agua no debe llegar a tocar las virutas de madera porque si se mojan pueden descomponerse y causar que tu hámster se enferme.

4. Es importante que cambies el agua diariamente para evitar que se acumulen residuos y proliferen bacterias que puedan causar algún problema en la salud de tu mascota. La higiene es imprescindible para que el hámster viva en buenas condiciones.

5. Comprale diferentes juguetes que estén diseñados para que el animal pueda roerlos. Por ejemplo, los hámsters adoran los tubos de cartón que se encuentran dentro de rollos de papel higiénico, pero también podrás encontrar una gran cantidad de artículos diseñados para este fin en tiendas de animales o veterinarias.

6. También es importante que le crees un espacio confortable para dormir, diferenciado del resto de la jaula. Por ello, es recomendable que hagas una caja para que tu hámster duerma adentro; coloca la caja en un rincón de la jaula y le habrás creado una “cama” a tu mascota. El hámster llenara la caja con viruta y piezas masticadas por los tubos de cartón del papel higiénico y utilizara la caja como un dormitorio. No va a orinar en la caja, por lo que se puede utilizar durante muchos meses antes de reemplazarla.

7. Alimenta a tu hámster con una mezcla de alimentos preparada comercialmente para hámsters una o dos veces al día. Suministra una pequeña cantidad de frutas y verduras todo el año. Al introducir alimentos nuevos, en un principio dale porciones pequeñas para que su sistema puede acostumbrarse a ellos.

8. Incítalo a hacer ejercicio poniendo una rueda de ejercicio en su jaula. Deja que se ejercite fuera de su jaula dentro de una bola de plástico especialmente diseñada para ellos, sácalo de su jaula y dejalo correr en la pelota de hámster.

9. Es muy importante que laves la jaula de tu hámster al menos una vez a la semana. Retira al hámster a un lugar seguro, limpia con agua y un poco de desinfectante cualquier residuo del interior y añade virutas limpias antes de volver a poner al hámster. También es importante que retires cualquier fruta y verdura que tu mascota no se haya comido cuando hayan transcurrido dos días.

10. Otro de los aspectos que debes tener en cuenta si quieres saber cómo cuidar a un hámster es que nunca debes bañarlo. Estos animales se limpian solos, por lo que no es necesario (ni aconsejable) que los bañes. Si percibes que tu hámster huele mal, el olor probablemente procedente de las virutas sucias.

Siempre los roedores pueden ser mascotas muy divertidas y el hámster es una de las mascotas más tiernas que se pueden tener y de más fácil cuidado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here