En la antigüedad a los hombres que usaban barbas se les atribuía la sabiduría, la potencia sexual o un estatus social alto, pero también la falta de higiene o refinamiento y una disposición excéntrica. También la barba se relaciona con masculinidad y coraje

Tipos de barba según el rostro:

Cara alargada: Recórtala muy bien y que nunca sobrepase tu barbilla, porque esto hará tu cara más larga. Debe ser corta en la barbilla y más ancha en las patillas, esto evitará que el rostro se vea más alargado.

Rostro cuadrado: Si tienes este tipo de rostro tienes una frente amplia, pómulos pronunciados y una barbilla bien marcada, pero no muy alargada. Lo ideal es la barba que alarga el mentón y cortar los lados de forma redonda, para suavizar el contorno del rostro.

Cara redonda: Se caracteriza por las mejillas abultadas. Para este tipo de rostro lo recomendable es la barba que tenga ángulos y que se unan con las patillas, lo que disimulará la redondez. Si aunado a esto tienes papada lo ideal para ti son las barbas completas, lo que ayudará a disimularla, con bastante ángulo y que termine justo en la línea del mentón sin pasar al cuello.

Barba limpia y sana:

Dejarla crecer: Esto debe ser durante un mes y no recortarla, debes tener paciencia, al principio pica, pero a medida que va creciendo no suele molestar más. Puedes recortarla una vez al mes hasta conseguir el estilo que buscas. Con esto mantendrás la forma y la mientras crece se verá saludable.

Lavarla: Debe ser tan seguido como lo haces con tu cabello. Existen algunos productos como champú especifico para la barba, si no puedes utilizar uno delicado.

Acondicionador: La hidratación es esencial para lucir una barba saludable. Puedes comprar productos para hidratarla como el aceite de argán o de ricino.

Cepillado: Cepilla la barba con un cepillo de dientes anchos para retirar cualquier nudo. Después peina con un peine de dientes finos como el que utilizas para el cabello, te ayudará a mantener la barba limpia y peinada cuando se seque. Cepilla después de comer para retirar cualquier resto que pudo haberse quedado en el pelo facial.

Fases y cuidados:

Crecimiento: Esta es la etapa más complicada, puesto que la piel tiende a irritarse. Procura utilizar paños calientes exfoliantes para superar esta primera fase. Una buena exfoliación además previene la aparición de pelos enquistados ya que elimina las células muertas y favorecen la desaparición de los quistes que forman el pelo enquistado.

Mantenimiento: es la etapa del cuidado, recuerda lavarla con frecuencia, aplicar los acondicionadores, secarla muy bien luego de lavarla y peinarla con regularidad.

Productos: Según un ranking de GQ y Men’s Health los siguientes son los productos ideales para el mantenimiento de la barba.

Champú reparador de jojoba y seda: Muy eficaz para nutrir y regenerar el cabello dañado actuando como reparador de las capas internas y externas del cabello.

Aceite de Ricino: Muy eficaz a la hora de revitalizar el vello seco o dañado. Puedes utilizar unas gotitas en la barba después de la ducha o aplicártelas antes de dormir y retirarlas a la mañana siguiente.

Aceite de Argán: Muy eficaz para dar brillo e hidratación al vello, puedes utilizarlo de la misma manera que el de ricino y notarás su efecto a las pocas aplicaciones.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here