La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina, que puede ser controlada con un tratamiento adecuado y mediante la toma de medidas higiénicas. Este problema es frecuente en las mujeres de cualquier edad.

La incontinencia se clasifica en dos tipos, todo dependerá de las condiciones: urgencia o de esfuerzo.

Incontinencia de urgencia: se manifiesta cuando se experimenta el deseo de orinar en el instante y no hay lugar para la espera, generalmente no se consigue aguantar la micción antes de llegar al baño ocurriendo el accidente sin voluntad. Esto ocurre por la irritación crónica de la vejiga, si tienes mal hábito para orinar es el principal causante de este trastorno.

Incontinencia de esfuerzo: es el caso más común y se debe a la debilidad de los músculos que rodean la vejiga. Al toser, estornudar, o por causa de hacer algún esfuerzo físico, no es posible contener la orina.

Cómo tener un buen hábito de orinar:

  • Trate de orinar en  horas fijas aunque aveces no sienta ganas.
  • Tome menos líquidos al final del día, para evitar el almacenamiento de líquidos en la vejiga durante la noche.

Ejercicios para mejorar la fuerza muscular de la vejiga:

  • En el momento en el que se encuentre orinando, interrumpa el proceso de forma continua hasta que termine de orina, esto ayudara a fortalecer los músculos evitando la flacidez.
  • Mantenga los músculos apretados durante 30 segundos aproximadamente, descanse otros 30 segundos, repita el proceso diez veces durante el día y antes de dormir.
  • Sea lo más constante posible, ya que este tratamiento es lento y la flacidez puede estar bastante avanzada.

El objetivo de su tratamiento es el de recuperar la fuerza muscular en la zona mediante los ejercicios indicados, es importante tomar en cuenta que puede presentar incontinencia mixta, cuando se juntan las dos causas.

Incontinencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here