Walter Palmer, un dentista de Minnesota, dijo que pensaba que la cacería de leones que pagó en Zimbabue a principios de este mes estaba adecuadamente organizada. Pero el león que él y sus guías locales persiguieron y mataron no era cualquiera. Era Cecil, uno de los leones más conocidos de África y un importante atractivo turístico para Zimbabue.

En un comunicado difundido este martes, Palmer dijo que contrató a un guía profesional que le aseguró haber conseguido todos los permisos debidos. “Para mi conocimiento, todo lo que involucró este viaje fue legal y apropiadamente manejado y conducido”, dijo el hombre en su comunicado.

“No tenía idea de que el león fuera un animal conocido y favorito en el país, ni que fuera parte de un estudio hasta después de cazarlo. Me respaldé en la experiencia y conocimiento de guías profesionales para asegurarme que hiciera una caza legal”, añadió Palmer.

El estadounidense dijo que ninguna autoridad de Zimbabue o de Estados Unidos lo ha contactado, pero que colaborará en lo que le pidan. El cazador concluyó “de nuevo, lamentó profundamente que el realizar una actividad que amo y practico de manera responsable y legal, haya resultado en la muerte de este león”.. Este comunicado ha traído gran controversia en el mundo pues son muchos los que desaprueban este acto atroz ya que para muchos la caza debería ser considerada un acto ilegal. Cecil era símbolo de Zimbabue el león de melena negra era uno de los monumentos mas preciados por el país, asi como servía para investigaciones de la universidad de Oxford.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here