Por @jrio57

El Licenciado Jose Riobueno aprueba la planificación que está realizando el Estado en la creación de un hospital cardiológico para adultos, que servirá para darle seguimiento a estos niños cuando lleguen a la edad de los 18 años en adelante. Riobueno es responsable del área de Banco de Sangre del Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa y pertenece al consejo directivo; se desenvuelve a demás como docente en la capacitación de enfermeros en el área de hemoterapia.

Hematólogo, José Riobueno
Hematólogo, José Riobueno

¿En qué estadística se basó la directiva del hospital para establecer el plan quirúrgico en sus inicios en 2006?

Internacionalmente se dice por estudios que se han elaborado, que por cada 1.000 niños nacidos ocho nacen con cardiopatías congénitas. Venezuela no escapa de esta situación, puesto que cada año hay más de 17.000 nuevos nacidos y aproximadamente se comporta igual. Actualmente en el país podemos tener más de 15.000 pacientes todavía que se mantienen por cirugía, a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho y de todos los niños que se han intervenido desde el año 2006.

¿En qué consistió el plan quirúrgico?

Anteriormente existían algunos centros que hacían cirugías cardiovasculares congénitas, en Caracas están los hospitales Militar a través de Fundacardin, Universitario de Caracas y el JM de los Ríos. En el interior del país se contaba con el Ruíz y Páez en Ciudad Bolívar, Ascardio en Barquisimeto, Universitario de Mérida y entre todos ellos podían llegar a intervenir unos 450 pacientes cada año.

¿Quiere decir que se cumplió la meta establecida?

El hospital está funcionando básicamente en un 50% y esto se debe al déficit de mano de obra especializada, cuenta solamente con cuatro cirujanos y seis médicos intensivistas neonatales, a su vez el personal de enfermería se ha preparado justamente en el hospital desde antes de su inicio y el resto de los profesionales de la salud. Todos somos venezolanos, no es como muchas veces piensan que son extranjeros y los pocos que están en el centro son médicos que vienen a hacer posgrados y formarse aquí en Venezuela.

Cardiológico infantil 2

¿La reducción de las intervenciones radica en la carencia de personal especializado?

Nosotros no hemos reducido el número de intervenciones, estamos actualmente realizando entre tres y cuatro cirugías diarias, eso da un promedio aproximado de 12 a 15 cirugías semanales para un resultado de 50 y 60 pacientes operados mensualmente. El esfuerzo que se está haciendo hasta ahora es no bajar el número de pacientes que se está interviniendo, planificamos para este año al menos hacer lo mismo que en 2014, que estuvimos cerca de los 1.000 pacientes intervenidos.

Según la Memoria y Cuenta del año pasado se mencionó que la estancia prolongada de los pacientes posoperados, debido a las cirugías de alta complejidad, implicó ocupar mayor parte de la Unidad de Cuidados Intensivos y en consecuencia, disminuir la realización de nuevas cirugías, ¿qué estrategias estableció el hospital y el Estado para solventar la situación?

Cuando hablamos de cirugías de alta complejidad por supuesto que es de esperar que aumente el número de hospitalizaciones y eso traería como consecuencia que el número de pacientes sea menor, lo que se ha hecho es que semanalmente se operan dos de alta complejidad y uno el resto de casos más sencillos.

¿Con la llegada de un niño del extranjero se aplica la misma estrategia o es atendido en las instalaciones de otro centro de salud?

Son atendidos en el hospital cardiológico y vale la pena destacar que los pacientes que han venido del extranjero no son de alta complejidad, son intervenciones bastante sencillas. De los países que más han venido son de Gambia – África, también Ecuador, Bolivia, un paciente de México, Colombia, República Dominicana; pero no representa un volumen alto de pacientes y reitero que no llega a los 70 pacientes extranjeros operados en el país.

Cardiológico infantil 3

¿Considera usted que se debe a una estrategia política?

No digamos que es una estrategia política, esto va más en el marco de lo que son las relaciones internacionales entre los países hermanos y el ALBA. Se ha tratado de ayudar a pacientes de estos países donde hay menos recursos y que muchas veces no tienen cómo solucionar este tipo de problemas. Existen muchos sitios donde se intervienen estos niños, pero no en centros con instalaciones como el nuestro con planes de insumos completos y hospedaje gratuito de sus familiares.

¿Cree que el país necesita de la creación de un nuevo centro de atención que le permita posicionarse internacionalmente como pionero en intervenciones de cardiología infantil?

Nuestro hospital no tiene nada que envidiarle a ninguno de cualquier otro país, ya que cuenta con unas instalaciones muy modernas, equipado con aparatos que están a la vanguardia. Considero que no se necesita otro centro de salud para seguir tratando niños; el Estado ha estado trabajando en la creación de un hospital cardiológico para adultos, porque estos niños cuando superen la mayoría de edad, no van a poder ser atendidos en el cardiológico infantil por ser un hospital pediátrico y hará falta entonces contar con un sitio donde se puedan atender ya como adultos. Esto no quiere decir que no exista en Venezuela un centro donde se les atienda, pero sabemos que es reducida la atención de estos pacientes. Hospitales que atienden adultos y que practican cirugías cardiovasculares son en Caracas los más grandes, los hospitales Pérez Carreño, Militar y Clínico Universitario; pero que son centros generales y no especializados como el cardiológico que solamente atiende y opera esta población con cardiopatía congénita.

*Fotos cortesía Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here